Ronda de preguntas: mesa redonda “Una mirada regional a la regulación de los derechos de autor y el acceso al conocimiento (1ª parte)”

En este nuevo esquema de Internet que presenta ejemplos como Google Books y Google University: ¿Se puede publicar algo en Internet sin infringir diferentes marcos regulatorios? ¿Cuál es el marco regulatorio en el mundo digital?

Pedro Paranagua: Internet debería estar hecha para facilitar el acceso, es el mejor medio para distribuir. La distribución gratuita es una fuente económica para muchos. Chile es el mejor ejemplo internacional junto con Brasil y Nicaragua en la OMPI, pues ha propuesto para debatir un tratado internacional para la cesión de derechos autorales que deben ser obligatorios para todos los que firmen. Se quiere hacer una protección mínima y de excepciones mínimas también.

Pedro Mendizábal: la realidad ha superado el derecho de autor. La industria está dejando las protecciones tecnológicas en tanto no le sirve para hacer dinero. Nadie sabe cómo hacer dinero en Internet de manera segura: como modelo de negocio probado. Por un periodo hay que aceptar el riesgo en Internet.

Alberto Cerda: Aclara desde el público que Google Books escanea obras de dominio público y solo indexa las otras obras con el acuerdo del titular de derechos (generalmente de los editores).

Con el advenimiento del mundo digital ¿no sería más eficiente elaborar nuevas excepciones a nivel abierto para que los jueces de cada país puedan aplicarlas?

Pedro Mendizábal: está de acuerdo pero va a ser difícil en tanto que cambiar la legislación, por ejemplo en la OMPI, con la lógica del mundo analógico, es difícil. No obstante, es una tarea que asumen los Creative Commons.

¿Se puede hablar de consumidores cuando son ciudadanos los que quieren más acceso a la cultura? ¿Se puede homologar la industria del consumo con el acceso al conocimiento y la cultura?

Pedro Paranagua: el conocimiento no siempre puede ser visto como consumo pero no se puede ignorar la industria detrás de eso. También aclara que antes los derechos eran de copia antes que de derecho de autor. Era una ley económica, no moral. La idea original era reproducir la obra a más gente, de regularizar el acceso.

Gerson Martínez: el sentido mercantilista del término se ve en la salud: un medicamento ahora es un bien transable. El esfuerzo de la sociedad civil tiene que reivindicar tanto que el conocimiento como la salud debe ser un bien público necesario para el desarrollo de todos los países.

Publicado en Sin categoría en abril 24th, 2008.