Mesa Redonda: Temas emergentes del derecho de autor en relación a las nuevas tecnologías y derechos fundamentales.

María Paz Canales – Abogada, Universidad de Chile

Canales habla sobre las Medidas Tecnológicas de Protección (MTPs)del derecho de autor. Reconoce en la propiedad intelectual un derecho humano que no solo tiene la perspectiva de la explotación económica sino también el incentivo cultural de manera de asegurar el desarrollo humano integral.

Sostiene que los autores creen que las facilidades tecnológicas pueden violar los derechos intelectuales de los titulares de la propiedad. Así, para controlar el acceso, los titulares de derecho buscan respuestas técnicas. Pero Canales sostiene que la tecnología siempre cambia y los autores no pueden sentirse 100% seguros. Por eso, buscan una protección jurídica de los mecanismos técnicos de protección.

En la OMPI en 1996 se acoge esta demanda. Los países miembros así se comprometen a tener estructuras eficaces para proteger los mecanismos de protección técnica. Algunas opciones de OMPI 1996 son:

– Se controla la explotación de la obra pero no el acceso.

– Proteger las MTPs para la utilización de las obras.

Algunas conductas que sanciona:

– Conductas individuales.

– Actos preparatorios a la elusión (producción, importación, etc.)

Sanciones que propone:

– Civiles, penales, combinación de ambas; administrativas.

Para Canales, en el diseño de la regulación de protecciones tecnológicas se debe garantizar las protecciones y limitaciones del derecho de autor, para así cautelar el acceso y la utilización de las obras por parte de la sociedad, sin necesidad tener una autorización del titular. El mecanismo técnico puede ser una forma fáctica de que los titulares pongan una especie de candado para el acceso de su obra.

presentacion_mpaz_canales

José Luis Baró – Abogado, Universidad de Chile

Baró trata sobre qué es la ingeniería inversa de software y el derecho de autor. Primero se propone derribar mitos sobre la descompilación, pues la creencia popular es que con la ingeniería inversa se hará de Chile un paraíso de la piratería. Pero ¿qué es la descompilación exactamente? La ingeniería inversa en general es proceso de obtener fragmentos perdidos de conocimiento: método a través del cual se descompone la tecnología embebida de un aparato tecnológico. Parte del final del producto tecnológico hasta llegar a la idea misma con que nació esa tecnología.

La propiedad intelectual protege el software, por eso la ingeniería inversa traspasa la propiedad industrial. Primero el programador tiene el código fuente (donde está el conocimiento mismo del software). Y luego lo pasa a código objeto (lenguaje de máquina, códigos binarios). Considerando que el software libre no obstaculiza la obtención del código fuente, la descompilación es innecesaria.

La ingeniería inversa es necesaria para: malware; investigación en codificación e encripatado; obtención de compatibilidad operativa (interfaces de programación de aplicaciones o APIs).

En una industria pequeña la prohibición de la ingeniería inversa atenta contra el desarrollo. Es una herramienta jurídica para el desarrollo de la industria.

presentacion_jose_luis_baro

Jens Hardings – Pontificia Universidad Católica de Chile

Hardings habla sobre la neutralidad tecnológica: centrada en acceso a recursos. Sostiene que este tipo de neutralidad no está definida en ninguna parte. Pero sí se sabe que las decisiones tecnológicas tienen consecuencias importantes en el acceso: es inaceptable comprar una licencia específica para acceder a la tecnología.

“no se inclinará o favorecerá una tecnología en particular sobe otra en el momento de decidir la adquisición…”.

Aclara que el concepto de neutralidad es incompatible con la tecnología pues la neutralidad implica que no se toma una posición particular. Entonces, se usan todas las tecnologías o ninguna. Si nos decidimos una tecnología ya perdemos la neutralidad.

Propuesta de imparcialidad tecnológica:

-No preferencia a priori.

-Uso de criterios generales (sustentabilidad, por ejemplo, en inversiones futuras que aseguren la interoperabilidad).

-Obligación de informarse

-Transparencia

-Criterios específicos donde existan excepciones particulares.

Esto no impide optar por una tecnología específica, pero estas nociones tienen que estar presente al momento de la decisión.

Aboga por aplicar la neutralidad donde corresponda:

-Alfabetización digital (ofimática, por ejemplo).

-Control de monopolios (un solo proveedor).

Hardings además afirma que los formatos abiertos son importantes para la neutralidad tecnológica (estándares explícitos, por ejemplo). Y termina aclarando que cualquier obra financiada por el estado debe quedar a disposición de los ciudadanos.

Publicado en Sin categoría en abril 25th, 2008.